/Jaz Jacob
26-00-2021

 

 

 

NO ESCONDAS TU ROSTRO DE MÍ; NO RECHACES CON IRA A TU SIERVO; TÚ HAS SIDO MI AYUDA. NO ME ABANDONES NI ME DESAMPARES, OH DIOS DE MI SALVACIÓN. PORQUE AUNQUE MI PADRE Y MI MADRE ME HAYAN ABANDONADO, EL SEÑOR ME RECOGERÁ.

SALMO 27:9-10

 

 

A menudo cuando la vida nos sorprende con situaciones inesperadas, necesitamos ser recogidos por Dios. David sabía que aunque le sucediese lo peor - en este caso que su padre y madre le abandonasen - Dios le recogería con sus brazos de Padre perfecto. Giró su corazón hacia Dios y levantó su voz con una oración de la que tenemos tanto que aprender. Clamó:

 

1. No te escondas de mí. A menudo podemos sentir que Dios está escondido de nosotros, especialmente cuando nuestros tiempos de aflicción se alargan más allá de lo que pensábamos posible. David hizo oraciones similares a esta a lo largo de su vida: confesó su sentimiento a Dios y Dios siempre fue fiel en contestar.

 

2. No me rechaces. El pecado en nuestra vida puede hacer que nos sintamos rechazados por el Padre, sin embargo Él es rápido para perdonarnos en el mismo instante en el que confesamos nuestro pecado. Jesús dijo en Juan 6:37: “y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera”.

 

3. No me abandones, ni me desampares. El abandono es una epidemia en nuestra sociedad, escuchamos historia tras historia de padres que han abandonado a hijos y cónyugues que han abandonado a sus parejas y el sentimiento de abandono puede dejar profundas cicatrices en nuestra alma. Sin embargo tenemos la promesa de Dios de que “no nos dejará ni nos desamparará” (Deut. 31:6).

 

Ya sea que sientes que Dios está escondido de ti, que te ha rechazado o que has experimentado abandono. Hay una realidad mayor que estas: el Señor te recogerá. David se desahogó delante del Señor pero acabó su oración recordando quién era Dios: su ayuda, el Dios de su salvación y el que le recogería.

 

Solemos querer que Dios nos hable de revelaciones profundas y de cosas nuevas y frescas que aún no sabemos. Pero la verdad es que, aunque Dios sí quiere revelarnos nuevos misterios, también es un buen padre y un buen padre no le dice a su hijo que le ama solo una vez en la vida, sino que se lo recuerda constantemente, día tras día. Sea lo que sea por lo que estás pasando, deja que hoy Él te recoja en sus brazos y te recuerde la inmensidad de su amor por ti.

 

ORACIÓN PERSONAL
 

Padre gracias por ser fiel a mí, aún cuando yo no soy fiel, gracias por perdonarme cuando meto la pata y gracias por siempre tener tus brazos abiertos a mí para recogerme cuando me caigo. Satúrame hoy de tu amor y recuérdame quién soy para ti. Tú eres mi ayuda, mi salvación y el que me recoge.

 

DECLÁRALO
 

Acudiré a Dios en todo tiempo.

Aún si soy infiel a Dios, él es fiel a mí.

Él es fiel en recogerme y levantarme.

Puedo descansar en los brazos del Padre.

Aún si .... (di algo que te asuste), el Señor me recogerá.

 

MEMORÍZALO
 

Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el Señor me recogerá. Salmo 27:10


 

PETICIONES DE ORACIÓN

 

Personal: Que aprenda de Dios cómo empatizar con las necesidades y circunstancias de los que no tienen esperanza ahí fuera.

Por Amistad: Por el grupo de Matrimonios, que tengan sabiduría y amor para atender las distintas necesidades de los matrimonios en Amistad.

Por España: Por los maestros cristianos que tienen que ver lo que se hace con la ley de educación sexual para los niños en las escuelas, por fortaleza, valentía y sabiduría.

Corea del Norte: Corea del Norte sigue ocupando el puesto número uno en la lista mundial de persecución que publica Open Doors internacional cada año. Los cristianos deben mantener su fe en secreto pues si son descubiertos son enviados a campos de trabajo forzado donde pueden morir de hambre o tortura. Sin embargo, la iglesia clandestina sigue creciendo, especialmente a través de la ayuda y capacitación que reciben los refugiados norcoreanos en China. Oremos por esperanza y valentía para los hermanos que trabajan con los refugiados en China, y fortaleza y protección para los hermanos que están en Corea del Norte.

 

Adaptación de  Seven Declarations for an Unshakable Life: Embracing Every Day with Passion and Confidence by Frank Damazio

¿Quieres recibir Info en tu email?