/Jaz Jacob
30-00-2021

 



ESPERA AL SEÑOR; ESFUÉRZATE Y ALIÉNTESE TU CORAZÓN. SÍ, ESPERA AL SEÑOR.

SALMO 27:14

 

 

No se si te has dado cuenta que a lo largo del salmo 27, David cambia a quien dirige sus palabras. Desde el versículo uno al seis parece estar hablando a otra persona o quizás a un grupo de personas, de repente cambia su tono y desde el versículo siete al doce levanta su voz en un clamor directamente a Dios. Se olvida del público y entra en intimidad. Sin embargo, en estas últimas palabras de su oración, vuelve a dirigir sus palabras a aquellos que estaban escuchando, o en este caso a nosotros que estamos leyendo y nos da órdenes estrictas: espera, esfuérzate y alienta tu corazón.

 

¿Cómo podemos desarrollar el hábito de alentar nuestro corazón?

 

1. Conociendo la naturaleza de Dios: David conocía que Dios era bueno y que era fiel a su palabra. Ya hemos visto que se alimentaba constantemente de testimonios de lo que Dios había hecho en el pasado: había sido su ayuda y su salvación y por lo tanto, podía decir confiadamente: el Señor es mi luz y mi salvación ¿de quién temeré? Si quieres poder alentar tu corazón, recuerda quien ha sido Dios y lo que él ha hecho. Medita en quién dice ser a lo largo de su palabra y ánclate en que “verás su bondad”.

 

2. Esperando en el Señor: David no nos dice solo una vez que esperemos en el Señor sino que lo vuelve a repetir para que nos quede bien claro lo importante que es: “Espera al Señor...sí, espera”. El esperar en Dios no es algo pasivo como estar esperando un autobús, sino que es algo activo que debemos estar decididos a hacer.

 

La palabra “espera” en el Hebreo comunica la idea de alguien que está firmemente agarrado a Dios. Creyendo en Su fuerza porque sabes que tu vida está totalmente envuelta en la suya. comunica la idea de estar firmemente agarrado a un extremo de una cuerda, mientras Dios está agarrado al otro. Cuando esperamos de esta manera, nuestra fuerza no se debilita, sino que aumenta porque en vez de estar confiando en nuestras propias fuerzas, confiamos en aquel quien tiene el otro lado de la cuerda y nos envuelve en ella.

 

Si esperas en Dios como esperas un autobús, puedes distraerte y olvidarte de quién es él, puedes empezar a sentir que nunca va a llegar y poco a poco puedes empezar a desanimarte. Pero cuando esperamos en Dios de manera activa, fijamos nuestra mirada en quién es Él, creyendo - realmente creyendo - que la bondad de Dios se manifestará en nuestras vidas y en esta tierra en la que vivimos. Esta es la manera en la que podemos alentar nuestro corazón. Y esta fue la conclusión del rey David al finalizar el salmo 27. Pase lo que pase: podía esperar en el Señor y alentar su corazón, pues sabía que vería su bondad, que el Señor era su luz y que era su salvación.

 

ORACIÓN PERSONAL

 

Padre tú eres mi luz y mi salvación. No tengo nada que temer y se que veré tu bondad en esta tierra. Hoy decido que venga lo que venga, cuando tenga tiempos de esperar en ti, lo haré de manera activa. Fijaré mis ojos en ti y me agarraré a quién eres tú para que mi fe pueda crecer en la espera y no debilitarse.

 

 

DECLÁRALO

 

No perderé el ánimo.

Esperaré en el Señor sin distraerme y con mi mirada puesta fija en Él.

Recordaré todo lo que Dios ha hecho por mí.

Resistiré las mentiras del enemigo que intentan cegarme a la bondad y grandeza de Dios que obra en mi vida.

Mi Dios está conmigo y es capaz de fortalecer mi corazón en todo momento.

 

MEMORÍZALO 

 

Espera al Señor; esfuérzate y aliéntese tu corazón. Sí, espera al Señor. Salmo 27:14

 

PETICIONES DE ORACIÓN

 

Personal: Que esté dispuesto a aprender de Él, a amar lo que Él ama.

Por Amistad: Porque Dios nos llene de un hermoso espíritu de servicio en todas las áreas de Amistad, donde servir a los demás sea un honor y no un compromiso más.

Por España: Por nuestra aportación como cristianos a nuestro país, para que no sea de queja y temor al futuro sino de confianza y paz.

Somalia: La mayor parte del país está bajo el control del grupo radical islámico Al-Shabaab, que tiene como objetivo “limpiar el país de cristianos”.

Oremos por la única comunidad cristiana que es de trasfondo musulmán que existe en Somalia, por protección y porque tengan acceso a discipulado y literatura cristiana.

 

Adaptación de  Seven Declarations for an Unshakable Life: Embracing Every Day with Passion and Confidence by Frank Damazio

¿Quieres recibir Info en tu email?