/Amistad Cristiana
17-00-2018

RASTRILLO SOLIDARIO

Los días 12 y 13 de mayo tuvimos la oportunidad de abrir al barrio de Chamberí nuestro gran RASTRILLO SOLIDARIO. Durante las semanas previas a su puesta en marcha, la gente de Amistad fue trayendo ropa, artículos de cocina, mobiliario, vajillas, trajes de marca, decoración, zapatos, libros, juegos, sillas, etc. ¡de todo! con el fin de colaborar y poder lograr un objetivo común: recaudar fondos para atender a personas en necesidad. Tras unas cuantas semanas de organización, ¡por fin llegó el GRAN DÍA! y qué sorpresa la nuestra al ver que, antes incluso de la hora de apertura, ¡ya había gente del barrio esperando para poder entrar!

Dios trajo a decenas de vecinos a la Iglesia, personas de toda la vida residentes en el barrio de Chamberí, que habían visto nuestra iglesia y que, después de la promoción, se animaron a entrar en ella a echar un ojo. Pero lo mejor no fue cómo llegaron, sino cómo se marcharon, pues habían estado en un lugar que emanaba alegría, calidez, un sitio donde no se sintieron juzgados, sino que fueron recibidos con amor. ¡Estaban palpando el Reino de Dios!

Durante los dos días que estuvo abierto el Rastrillo, hubo un ir y venir de personas continuo que entraron y salieron del local de Vallehermoso, ¡y hasta vecinos que repitieron y nos visitaron los dos días! La mayoría se mostraron encantados con la iniciativa y el poder colaborar comprando. Algunos incluso regresaron con bolsas de ropa y otros artículos para que los vendiéramos ese mismo fin de semana, muchos nos hicieron la misma pregunta, “¿cuándo volveréis a hacerlo?”

GLORIA A DIOS y gracias a Él por esta oportunidad de oro para ser de bendición al barrio. Hubo conversaciones muy interesantes acerca de Dios, invitamos a varios a regresar a alguna de las reuniones y recibir oración si lo necesitaban, conocimos a nuevos hermanos en la fe, a muchas personas mayores del barrio que pasaban por allí a menudo… encontramos corazones abiertos y dispuestos a escuchar de Dios. 

Este fin de semana se rompió “algo” y Chamberí entró en casa

ORAMOS por todas las personas que trajeron cosas para vender y todas las personas de Amistad que trabajaron duro estos días para poder abrir el RASTRILLO SOLIDARIO. Que Dios Bendiga grandemente sus vidas y sus familias por toda  su generosidad. 

ORAMOS por todos los vecinos y visitantes que entraron al Rastrillo, que Dios siga atrayéndoles a Él y tengan por fin un encuentro cara a cara con Jesús. ¡Queremos ver su salvación en el barrio!

ORAMOS para que Dios nos use como Iglesia y seamos sal y luz en el barrio de Chamberí.

¿Quieres recibir Info en tu email?