/Amistad Cristiana
20-00-2019

TODO LO QUE TENGO ES TUYO

 

“Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.”  

Lucas 12:15

 

DÍA 8 / Gustavo Briceño

 

En Lucas 12, Jesús narra la parábola de un rico insensato que había acumulado muchos bienes y no tenía donde guardarlos. El hombre pensó en construir graneros más grandes para guardar todos sus bienes, y así poder vivir el resto de su vida en reposo y regocijo con un futuro asegurado. A continuación, Jesús llama a este hombre necio. ¿Por qué Dios lo llamaría de esta manera? 

 

La historia contada no tiene muchos detalles pero podemos entender que todos esos bienes materiales que este hombre logró cosechar, representaban bendiciones de Dios. Jesús no narra esta historia con el fin de indicar que Dios rechaza que tengamos muchos bienes, éxito, o que tengamos grandes sueños y metas. A Dios le encanta bendecirnos, darnos dones, talentos y abrirnos puertas, pero, ¿estamos honrando a Dios con las bendiciones que nos da?

 

En lo material podemos motivarnos para tener muchos bienes, ya sea trabajando duro por ellos o incluso endeudándonos para ser aceptados por la sociedad y ser catalogados como exitosos, o simplemente por el afán de asegurar nuestro futuro. Empezamos entonces a buscar a Dios únicamente para tener más, satisfacer nuestros propios deseos y así poder vivir una vida, a nuestro entender, más feliz, segura y exitosa.

 

Por otro lado, en lo espiritual muchas veces escogemos no ser identificados como cristianos, y ser “prudentes” en el momento de mencionar a Jesús en nuestras conversaciones cotidianas con nuestros compañeros de trabajo y amigos, todo esto con el fin de ser aceptados y no juzgados; no compartiendo la bendición de tener a Cristo en nuestro corazón y solo compartiendo el sentimiento con los demás miembros de la iglesia.

 

En ambos casos, estamos pensando en agradar al hombre más que pensar: ¿qué más puedo hacer para agradar a Dios con lo que tengo y lo que soy? De esto mismo nos advertía Salomón en Proverbios 29:25 a (Lenguaje Actual): “Si tienes miedo de la gente, tú mismo te tiendes una trampa…” Muchas veces nos olvidamos de la bendición de honrar a Dios. Romanos 4:3 nos dice que creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. ¿Qué fue lo que le creyó Abraham a Dios? En Génesis 12:2 le dice Dios a Abraham que dejara su tierra para ser llevado a una tierra en donde haría de él una nación grande, y le bendeciría, y engrandecería su nombre; en otras palabras, le daría una bendición sobreabundante en lo material; pero no acabaría ahí, también le dice: y serás de bendición. Abraham reconocía que Dios era el que le había dado todo lo que tenía hasta el momento, ya que él era un hombre muy rico en aquel entonces, y aun así decidió creer y confiar que donde Dios le llevara, iba a seguir siendo bendecido, no dejándose llevar por el miedo de ir a un lugar desconocido; y luego recibió la gran promesa en lo espiritual de que iba a ser de bendición para muchos. Fue un proceso, en el cual en cada etapa y decisión Abraham dio prioridad a honrar y agradar a Dios, creyéndole y sabiendo que todo lo quentenía y lo que fuera a tener, iba a ser dado por Dios y le pertenecía a Dios.

 

El mensaje de Dios en toda la Biblia es un mensaje poderoso de amor sin reservas. El sueño de Dios es que todos puedan conocer su amor a través de nuestras vidas. Si tenemos en lo material mucho o poco, o si en lo espiritual tenemos mucho o poco, debemos tener a Jesús como nuestro modelo a seguir, poniendo todo lo que tenemos a disposición de Dios.

 

APLICACIÓN: 

 

Dios tiene un propósito mucho más grande para nuestras vidas, que no es solo tener bienes materiales y que le aceptemos en nuestros corazones. Él quiere que seamos un canal de bendición a los demás y proyectores de su amor para que otros puedan conocerle como lo hemos hecho nosotros. El honrar a Dios con todo nuestro ser y con todo lo que tenemos es la mayor forma de adoración.

En esta sociedad que tanto necesita de Dios, Dios quiere usarnos como instrumento. 

Proverbios 11:11A: 11 “Por la bendición de los rectos la ciudad será engrandecida”

 

TESTIMONIO: 

 

Un hermoso ejemplo en cuanto a poner todo lo que tenemos al servicio de Dios, es la historia de Erik Hansen, médico cirujano que desde muy joven sintió el deseo de ayudar a los más necesitados con la profesión que Dios le permitió culminar. Comenzó su carrera médica desde su hogar en el sur de Texas, junto a su esposa e hijos, dando atención médica gratuita y voluntaria en las diversas actividades que organizaban los cristianos del lugar.

Viendo la necesidad de todo un continente de ayuda médica y espiritual, preparó sus maletas junto a su familia y viajaron a África, donde se convirtió en un médico misionero cristiano, obedeciendo el llamado de Dios. “Dios cambia los corazones de las personas, nunca imaginé vivir en un continente con tanta necesidad, pero si es la voluntad de Nuestro Señor Jesucristo, solo me toca obedecer y seguir adelante junto a mi esposa”, comentó el Dr. Hansen.

La labor que realiza Hansen es incansable, debido a las múltiples enfermedades endémicas que se encuentran en el continente, especialmente en la región de Kenia. Sin embargo, las diferentes circunstancias no menguan su labor espiritual. “Estamos hablando de decenas de miles de niños. Eso es más de lo que podría hacer en toda mi vida y creo que el trabajo en el reino no se limita solo a llevar una cruz al cuello”, expresó el médico misionero. Fuente: CBN

 

Preguntas para la reflexión: 

 

1. ¿Estamos honrando a Dios con las bendiciones que nos da?

 

2. ¿Estamos siendo canales de bendición en los lugares que Dios nos ha puesto?

 

 

Motivos de oración

 

Personal y Familiar: Que Dios nos dé visión para el año 2019.

 

Amistad Cristiana: Ministerio de misiones. Oración por las expediciones de Mülheim, Alemania (21 al 28 de mayo), Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México (12 al 22 de abril) y The Bridge, España (15 de julio al 12 de agosto). Que Dios visite España y avive a su iglesia. Que Dios nos dé un corazón misional por los perdidos.

 

España: Que Dios dé estrategias sobrenaturales para resolver los problemas en todas las áreas de la sociedad española. 

 

Países de enfoque: Sudán: Ora por las personas necesitadas en Sudán, pide por el bienestar de los niños y refugiados.


Alemania: Es el segundo país con el porcentaje de ateos más alto de Europa. Ora por salvación y convicción de pecado.

 

Turquía: Oremos para que Dios provea recursos y fondos para seguir desarrollando materiales evangelísticos y recursos que edifiquen las iglesias locales.

¿Quieres recibir Info en tu email?